lunes, 16 de enero de 2012

Aspectos básicos para diseñar la cocina de tu restaurante


Si piensas abrir un restaurante y es la primera vez que emprendes un negocio hostelero debes saber cómo organizar tus espacios. A diferencia del comedor, que está más orientado al consumo y al placer de los clientes, los fogones tienen que ser más pragmáticos. Toda cocina industrial debe cumplir con unas normas para garantizar la eficiencia y eficacia de sus chefs y ayudantes.

En primer lugar la cocina de un negocio debe medir al menos tres cuartas partes que el comedor. En el caso de que no tengamos espacio para tanto, debe medir al menos la mitad, menos será signo inequívoco de que más temprano que tarde nos arruinaremos.

Debe tener buena visibilidad, así que debes buscar que la cocina esté orientada al sol el mayor tiempo posible porque la luz solar es más sana para los alimentos que la artificial. Aunque ésta también debe de incorporarse.

La higiene es vital, y no solo hay que tener las salas limpias sino que hay que darle ventilación y que el aire esté continuamente renovándose ya que hay un alto número de comidas cocinándose, lo que provoca una alta densidad de vapores y gases que deben salir del recinto.

El agua de una cocina industrial debe ser potable. Así que si no hay suministro normal hay que tener un depósito o tanque en el edificio. Esto también es aconsejable por si algún día hay un corte del líquido vital.

Y por último hay que mencionar la sala fría. Ese gran congelador en el que todos los alimentos perecederos deben de estar para evitar su putrefacción. Es otra de las habitaciones en las que hay que tener mucho cuidado con la higiene y procurar desinfectarla y limpiarla periódicamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada